Tratamientos de queratina y cuidados

 Cualquiera de los tratamientos de queratina de Le Coiffeur restaura la fibra capilar dañada, elimina el encrespamiento, estimula el crecimiento, frena la caída y proporciona un brillo intenso, gracias al aporte de nutrientes. Después del servicio el cabello queda mejor protegido ante los factores ambientales externos y los procesos químicos.

 

Tratamiento básico de queratina

Es un tratamiento capilar a base de queratina libre de formol, indicado para todo tipo de cabellos que devuelve la salud al cabello dañado, reduciendo el volumen, eliminando el encrespamiento y dejándolo acondicionado e inalterable por la humedad.

Cabe destacar que este tratamiento no es un tratamiento para alisar el cabello en sí mismo, sino que sería más correcto definirlo como un acondicionador de larga duración que tiene un efecto liso entre otras muchas ventajas.

Gracias a la profesionalidad de Juan Bautista Cucarella es posible elegir hasta que punto se desea domesticar el rizo, pudiendo obtener diferentes grados. Permite mantener el volumen natural de la melena o reducirlo, así como conservar el rizo, transformarlo en ondas o alisarlo. Debido a que todos los cabellos son diferentes el número necesario de aplicaciones varía de acuerdo al grado deseado, es decir, aunque en algunos casos basta con una sola aplicación, en otros pueden necesitarse de 1 a 3 aplicaciones para obtener un liso natural.

 

Pasos del tratamiento:

  • Primero se lava el cabello con un champú anti-residuo especial para la limpieza profunda del pelo, cuyo objetivo principal es abrir la cutícula para que el producto a base de queratina pueda penetrar en profundidad.
  • En segundo lugar, se elimina de un 85-90% de humedad del cabello con un secador de iones negativos, quedando preparado para recibir el producto.
  • A continuación, dividimos el pelo en secciones para facilitar la aplicación de la fórmula de queratina de manera uniforme.
  • Una vez terminado el proceso de aplicación, es necesario un periodo de exposición de unos 35-40 minutos. Durante ese tiempo se proporciona calor extra a través de modernas técnicas.
  • Una vez que el producto se ha fijado al cabello por acción del calor, comenzamos a realizar el brushing, mediante el cual se evaporará todo el producto sobrante. Este es uno de los pasos más importantes del proceso, pues determinará la forma del peinado, más liso o más rizado dependiendo de la demanda del cliente y del criterio del profesional.
  • Por último, con la ayuda de una plancha de última generación procedemos a cauterizar la cutícula del cabello, planchándolo por secciones. Restablecida su estructura molecular, la fibra queda sellada con todos los nutrientes en su interior.

 

Hidratación intensiva

Es un tratamiento de hidratación express similar al de la queratina, igualmente indicado para todo tipo de cabellos, ya que su formulación contiene queratina y un cocktail de nutrientes hidratantes. Es perfecto para reforzar la acción del tratamiento básico de queratina, por ejemplo, después de una coloración.

 

Se diferencia del tratamiento básico en tres aspectos fundamentales:

  • La formulación del producto. Se trata de una combinación explosiva de nutrientes con aguacate, avena, aceite de oliva, yogurt, aloe vera, miel, aceite de almendras y proteína de seda, más un concentrado de queratina.
  • Para aplicar este tratamiento no es necesario abrir la cutícula, por lo que no lavaremos el pelo con un champú anti-residuos, sino con uno hidratante.
  • Después del protocolo de aplicación y del tiempo de exposición con aplicación de calor saludable, se procede a aclarar el cabello, con el fin de eliminar el sobrante de producto, por lo que el posterior brushing resulta menos trabajoso que en el tratamiento básico de queratina. Finalmente, cauterizamos con una plancha especial, dejando la cutícula sellada para que no escapen los nutrientes que le hemos proporcionado.

 

Cuidados después del tratamiento

Los cuidados requeridos son los mismos, tanto para el tratamiento básico de queratina, como para la hidratación intensiva. Se recomienda ser constante en el mantenimiento y seguir las recomendaciones del profesional para prolongar al máximo los efectos de ambos tratamientos.

  • No debes lavar ni mojar el pelo en las 48 horas siguientes a la aplicación.
  • Durante esos dos días, el cabello debe permanecer completamente suelto. No se debe sujetar en cola de caballo, moño, usar diademas, horquillas o pinzas, ni colocarlo detrás de la oreja.
  • Debe evitarse el uso de geles, aerosoles u otros productos químicos.
  • Como único cuidado de mantenimiento, es necesario el uso de un champú y un acondicionador libres de fosfatos y sulfatos (sin sal) para que no se abra la cutícula del pelo. Como cuidado opcional se recomienda el empleo de una mascarilla con las mismas características, sobre todo si se va a someter al cabello a situaciones de desgaste extremo; playa, piscina, etc. Estos productos se pueden adquirir en el propio salón una vez finalizado el tratamiento.

Este contenido está también disponible en Inglés.